Elecciones y fake news

By Marta Gaba - July 18, 2018




 El domingo 27 de mayo, día de elecciones en Colombia, pudimos ver a la primera dama luciendo unos jeans con tiras a los costados donde podía leerse “fake news”: La imagen se propagó rápidamente en las redes sociales y también los comentarios e interpretaciones. Así de popular es esta expresión, que fue elegida Palabra del Año 2017 por el Diccionario Collins2;

La palabra 'fake' (falso) originalmente fue utilizada como parte de la jerga que hablaban los criminales que pretendían ocultar sus actividades ante terceros. Empezaron a utilizar la palabra como verbo y aludía a la falsificación de algo, por ejemplo, documentos. Es posible que la palabra provenga del verbo italiano facciare (hacer) y puede haber llegado al inglés como parte de una jerga llamada Polari. La asociación de fake con news (noticias) se inició en el ambiente de la comedia, y alrededor del año 2005 el término comenzó a aplicarse a las noticias falsas que circulaban con intenciones maliciosas en lugar de satíricas.

La especialista en Comunicación y Periodismo Claire Wardle[1] describe a las fake news como un ecosistema completo de información y estableció siete categorías ordenadas según el grado de intención del engaño: 1) Sátira o parodia, 2) Conexión falsa, 3) Contenido engañoso, 4) Contexto falso, 5) Contenido impostor, 6) Contenido manipulado, 7) Contenido inventado. Para acceder al artículo completo y una lista de lectura (en inglés) sobre fake news creada por la autora, pueden acceder desde este link: http://ow.ly/zYn530kdeWU

Por su parte, Eliot Higgins, fundador de la red de investigación online Bellingcat, identifica cuatro motivos que motivan a los creadores de noticias falsas: Pasión, Política, Propaganda y Pago.


En 2016 durante la campaña presidencial de los EE. UU, los comentaristas notaron la enorme cantidad de sitios web que publicaban historias falsas sobre los candidatos bajo la fachada de noticias y desde entonces la propagación de fake news se ha ido intensificando. En enero de 2017, Donald Trump catalogó como fake news los informes de CNN sobre sus supuestos vínculos con Rusia. En esta senda, Trump anunció la creación de los Fake News Awards, que fueron otorgados en enero de 2018[2] a los medios de prensa que, en su opinión, fueron los "más deshonestos, corruptos y/o distorsionados en su cobertura política".​

Jonathan Albright, director de Investigación del Tow Center for Digital Journalism de la Universidad de Columbia considera quelas fake news juegan un rol clave en las elecciones. Uno de los problemas que vemos en la evolución moderna de las fake news es que son personalizadas y están dirigidas al individuo. No es el tipo de propaganda en que los aviones tiran miles de mensajes políticos por la ciudad o se reparten panfletos por las calles, esto es completamente diferente. Y lo peor de todo es que no es transparente, no podemos volver atrás y ver qué pasó. No tenemos acceso a la base de datos de Facebook para ver qué vio la gente, es decir, si se trataba de un aviso sponsoreado, un posteo de un individuo, un comentario, no podemos rastrear el comportamiento de la gente. Esa es la gran diferencia entre la propaganda de masas y las fake news que están dirigidas a una ubicación de gps específica en un momento concreto.”[3]

Respecto del impacto de las fake news en los votantes, el Pew Research Center realizó un estudio[4] que reveló que el 64 por ciento de los votantes en EE UU había tenido “mucha confusión” debido a las fake news, pues no sabía si eran de hechos reales o no. El 24 por ciento tuvo “cierta confusión”; y solo el 6 por ciento supo que se trataba de una noticia falsa. El estudio encontró que el 23 por ciento de las personas había compartido las noticias falsas en sus propias redes; el 14 por ciento dijo haber compartido estas noticias sabiendo que eran inventadas, y el 16 por ciento compartió el contenido pensando que era información verdadera y después supo que no era cierta.

Para María Elena Meneses (catedrática del Tecnológico de Monterrey y experta en el estudio de internet y redes sociales), las del 2012 fueron las elecciones de Facebook y Twitter: “Aquellos acarreados que llenaban las plazas a cambio de un incentivo se trasladaron al entorno digital a través de los bots. Comenzaron las compras de los bot-nets, en Canadá, en Estados Unidos, y se puso de moda esta deleznable práctica para simular popularidad y apoyo. Y también hizo su aparición un oficio emergente de la era digital, el de troll, que fue empleado para inhibir el disenso. Aquí la pregunta para los partidos políticos es: ¿con dinero público?”, afirmó en su participación en un foro organizado por el Instituto Nacional Electoral con motivo del Día del Internet el año pasado.

Las del 2017 fueron las primeras elecciones en México donde las fake news y encuestas falsas fueron utilizadas como estrategia de campaña en redes sociales para lograr que los ciudadanos rechazaran a algunos candidatos. Una de las novedades fue instalar temas a través de redes orgánicas de usuarios en redes sociales, recurriendo cada vez menos al uso de bots y más a usuarios reales.

Consultados acerca de la utilidad de prohibir este tipo de mensajes, la mencionada catedrática Meneses y Raúl Trejo Delarbre (investigador del Instituto de Investigaciones Sociales de la UNAM y experto en el estudio de medios de comunicación y cibercultura) coincidieron en que la regulación de las redes sociales tendría el efecto contrario y coartaría la libertad que se tiene en la plataforma.[5]

En algunos países se han organizado propuestas como  ElectionLand (Estados Unidos) o CrossCheck (Francia) que son proyectos de verificación de noticias que surge de la asociación entre First Draft y el Google News Lab. Ambas propuestas han ganado el Online Journalism Award 2017: Electionland ganó en la categoría 2017 Noticias planificadas / eventos (Grandes redacciones), mientras que CrossCheck ganó el premio 2017 Noticias planificadas / eventos (Pequeñas redacciones). En este video pueden conocer un poco más sobre Electionland.

En México existe #Verificado2018, que es una iniciativa en la que participan 60 medios de comunicación, organizaciones de la sociedad civil y universidades, cuyo objetivo es combatir las fake news.  Se denominan “Verificado” retomando el nombre que un grupo de jóvenes utilizó en ocasión del sismo del 19 de septiembre de 2017 para informar y conectar a quienes necesitaban ayuda y a quienes la podían proporcionar. Para evitar la difusión de datos falsos, comenzaron a etiquetar las publicaciones con veracidad comprobada con #Verificado19S. Si bien las circunstancias electorales son distintas, las fakes news e información falsa generan confusión en el ciudadano y opacan el escenario, atentando contra la elección libre e informada.

Este grupo publica información comprobada en una página creada expresamente para este proyecto: Verificado.mx, que está en línea desde el 12 de marzo de 2018. También difunden en sus cuentas de Twitter @verificadoMX y de Facebook /Verificado2018. -




  • Share:

You Might Also Like

0 comentarios

¡Gracias por compartir tus opiniones!