Alan TuringAlan Turing es considerado uno de los padres de la computación y precursor de la informática moderna. Fue él quien estableció las bases conceptuales y filosóficas para el advenimiento de las computadoras en un documento fundacional llamado "On computable numbers".
Este científico británico trabajó durante la Segunda Guerra Mundial en Bletchley Park, descifrando los códigos nazis provenientes de la máquina alemana Enigma. Para ello, diseñó La Bomba, única máquina que fue capaz de descifrar aquellos códigos. Finalizada la guerra, diseñó una de las primeras computadoras electrónicos programables digitales en el Laboratorio Nacional de Física  del Reino Unido.
Más adelante, en 1950, elaboró una prueba (la prueba de Turing) para determinar la inteligencia de una máquina. Consiste en una conversación por escrito entre un ser humano y una computadora. Para que el dsipositivo pueda aprobar, el ser humano no tiene que darse cuenta de que está hablando con una máquina. El fundamento de la prueba es que las conversaciones no se pueden reducir a un código binario. La Prueba de Turing estaba premiada con una recompensa de 100.000 dólares y recién fue conquistada este año 2014 (ver http://cnnespanol.cnn.com/2014/06/08/por-primera-vez-una-supercomputadora-pasa-la-prueba-de-turing/ y http://gizmodo.com/this-is-the-first-computer-in-history-to-have-passed-th-1587780232) .
Los estudios de Turing también se dirigieron hacia el desarrollo de la cibernética, junto a Norbert Wiener.
En 1952 Turing denunció un robo que había sufrido en su casa y terminó siendo él  investigado y hallado culpable de homosexualidad, circunstancia que hizo que su carrera terminara súbitamente.  Se le imputaron los cargos de "indecencia grave y perversión sexual" y le aplicaron la misma ley de 1885 que había llevado a prisión a Oscar Wilde. Turing no se defendió de los cargos y se le dio a escoger entre la castración química o ir a la cárcel. Eligió la castración por estrógeno y sufrió importantes consecuencias físicas. Las inyecciones que le suministraron durante un año le produjeron importantes alteraciones físicas: aumento de pechos, exceso de peso e impotencia.
Dos años después del juicio, en 1954, la empleada de la limpieza lo halló muerto en su cama, con una manzana a medio comer sobre la mesa de luz. Turing falleció debido a la ingesta de la fruta contaminada con cianuro en un escenario que hizo sospechar a muchos que se trataba de un suicidio. Según el veredicto que elaboró la justicia en la investigación de su muerte, "en un hombre de esta clase, es imposible decir cómo va a reaccionar mentalmente". Esta misteriosa muerte, plagada de sospechas, ha dado lugar incluso a la hipótesis de asesinato.
Años después se han elevado peticiones al gobierno británico para que se brinde una disculpa y homenaje póstumo a Turing. La campaña ha sido idea del científico John Graham-Cumming, quien también ha escrito a la Reina para pedir que se le otorgue el título de Caballero. La campaña fue apoyada por el escritos Ian McEwan, el científico Richard Dawkins y el activista por los derechos de los homosexuales Peter Tatchell.
El 10 de septiembre de 2009 el primer ministro del Reino Unido, Gordon Brown, emitió un comunicado declarando sus disculpas en nombre del gobierno por el trato que recibió Alan Turing durante sus últimos años de vida. Sin embargo, en 2012 el Parlamento británico volvió a negar el indulto al científico, aduciendo que la homosexualidad era considerada, al momento de su juzgamiento, un delito penal.
Les pido a quienes lean este artículo que lo difundan y comenten. Muchas veces olvidamos la vida de los hombres y mujeres que están detrás de los algoritmos. Alan Turing mereció ser respetado en vida y bien recordado en la muerte. Brindémosle nuestro homenaje y no permitamos que se repliquen las conductas de sus verdugos.-
Releyendo un número de Harper´s Bazaar edición argentina, me encontré con una nota que en su momento me interesó mucho sobre un tema que quiero comentarles: la moda 3D. Si, señoras y señoritas: si se animan a comprar una impresora 3d, pueden diseñar sus vestidos, blusas, faldas, anillos y collares y luego imprimirlos, justo antes de partir rumbo a la cita soñada o la fiesta formal en la que no se puede desentonar. Moda a la distancia de un click.
La bailarina burlesque Dita Von Teese fue pionera en desfilar creaciones de esta tendencia. En marzo de 2013 apareció con un largo vestido negro diseñado por Michael Schmidt y producido con la nueva tecnología 3D en el studio de Francis Bitonti, quien colabora desde hace 8 años en este tipo de proyectos. El vestido constaba de 3000 elementos articulados y fue “impreso” en Shapeways.
Otro de los pioneros es Bradley Rothenberg, creador de los modelos que desfilaron Cara Delevingne y Lindsay Ellingson en el show de Victoria's Secret de diciembre de 2013. Investigando un poco, pude enterarme que tanto el diseño que lució Cara (el “Musical Notes Wing”) como el look de Lindsay (llamado “Snow Queen”) fueron producto de la colaboración de Bradley Rothenberg con Victoria Secret, Swarovski y Shapeways.
Del mismo modo, la diseñadora Kimberly Ovitz recurre a los servicios de Shapeways y utiliza sus servicios para las creaciones de joyería.
En Argentina siguen el camino marcas como Liten y Perfectos Dragones. Mientras tanto, en el CMDLab del Centro Metropolitano de Diseño, investigan cómo adaptar la tecnología 3D a casos concretos, como la incorporación de electrónica y sensores a la ropa con fines médicos. También investigan los textiles antibacterianos, antiradiaciones, autolimpiantes y con capacidad de mimetización.