Tecnología, mujeres y discriminación

mujer entre hombresNo existe “la mujer” como una entidad única y homogénea respecto de quien se pueden diseñar propuestas neutras, generales, globales, asépticas, apolíticas, disciplinadoras y domésticas.

Existen “las mujeres”: indígenas, marginales, profesionales, prostitutas, religiosas, migrantes, mundanas, amas de casa, comerciantes, madres, homosexuales, bisexuales, sexuales, docentes, maltratadas, emprendedoras, comprometidas con la comunidad y delincuentes.

Todas ellas son mujeres y a cada una se la discrimina de manera diversa, de modo que la utilización y apropiación de tecnologías se dará también de manera diversa.

Si un grupo de madres de una escuela descubre las facilidades que les brindan el uso de las listas de correo, el manejo de programas simples de edición de fotografías, la utilización de álbumes en línea, pueden comunicarse fácilmente entre ellas cuando los niños más pequeños (que no utilizan aún la computadora) no pueden asistir al colegio, pasarse por correo las actividades y editar también un boletín con las novedades de las salitas a las que asisten sus hijos.

Las maestras pueden utilizar las aulas virtuales gratuitas (que puede crear cualquier usuario) y subir allí el material de clase y las tareas para que los alumnos que deben ausentarse de clase encuentren allí el material... que puede ser consultado, por otra parte, desde cualquier locutorio.

En grupos con problemáticas específicas, la tecnología puede ser una ayuda en su vida cotidiana.