... y no disfruté de Fernando Llort

Los últimos días han sido un remolino vertiginoso de actividades transancionales. Anduvimos por Honduras y El Salvador, con actividades protocolares y académicas, activistas y de observación electoral.

Viajamos en muchos aviones: Buenos Aires-Lima-El Salvador-Honduras y de allí, otra vez al Salvador para luego hacer la inversa: El Salvador-Lima-Buenos Aires.

Estuvimos en varios hoteles: El General, de Tegucigalpa y luego el Marriott y el Miramonte de San Salvador.

Pasamos de la asunción presidencial en Honduras a la inauguración de la Maestría en Ciencia Política en Tegucigalpa, para pasar directamente al Foro dell movimiento Mundial por la Democracia en San Salvador, los talleres de Observación Electoral y finalmente, la Observación propiamente dicha. Tuvimos reuniones de trabajo y de relaciones públicas. Fotografías, declaraciones y notas de prensa.

Mucha, mucha actividad.

Pero no tuve un segundo para admirar la obra de Fernando Llort en El Salvador =(