Señores opinólogos de laboratorio

Muchos pensadores light y opinólogos de Facebook salen a defender a Maduro aún sin conocer la historia de Venezuela ni haber puesto un pie en Maiquetía. 
Yo viví en Venezuela, señorxs. 
Yo trabajo con defensores de derechos humanos de todos los países de Latinoamérica y el Caribe, de todas las ideologías. Soy socialdemócrata, así que no pueden acusarme de ser de derecha y no entender la pseudorevolución del siglo XXI. Revolución de trasnochados, porque eso no es socialismo, nimarxismo ni nada similar: es un invento para sostener la corrupción de un régimen que reparte la torta entre sus secuaces latinoamericanos. 
Lean, estudien, aprendan y salgan a vivir: la vida no transcurre en "678" y la realidad no es la que inventa Axel Kiciloff. 
La vida de los venezolanos no la conoce el perrito Simón de Cristina. 
Si son tan latinoamericanistas, trabajen, ahorren y salgan a conocer Latinoamérica. Se van a sorprender. 
Venezuela retrocedió año a año desde que ese abominable engendro político la cubrió. Y allá vamos nosotros, repitiendo fórmulas que reproducen pobreza, falta de educación, analfabetismo y corrupción. 
A los que proclaman las virtudes del régimen de Fidel y sus alumnos, traten de vivir con las restricciones cubanas. No digo ir de turismo argento y regresar con la remerita del Che. Digo vivir sin acceso a la información, a tu propio ingreso, a la libertad de hacer lo que querés. Si opinan, háganlo con fundamento. De pensadores progres con Página 12 bajo el brazo estamos llenos. 
¡Vivan los jóvenes venezolanos! 
¡Viva Venezuela libre!