Esto es demasiado: no dejemos que también se apropien de la historia y nuestros próceres. 

Que Néstor no sea a San Martín lo que  Chávez es a Bolívar.

Recuerdo que cuando estudiábamos a aquellos hombres que a pesar de sus limitaciones, enfermedades, problemas y circunstancias se ponían la Patria al hombro, admiraba las grandes empresas que acometían. 

Muy distinto es ahora, en que todo el mérito reside en roscas y trenzas de local partidario, arreglos espurios con punteros estrella y negociados con empresarios inescrupulosos.

Pero estos politiqueros de cabotaje, queriendo ocupar un mejor lugar en la corte de adulones, tienen la osadía de comparar un militante que llegó a Presidente con la estatura del Padre de la Patria. 

Kirchner ya es el Eternauta, muchas calles de Argentina, plazas, escuelas y barrios, campeonatos de football y nombre omnipresente de salas, salones, parques y paseos. Es como una metástasis patrioteril. 

Pongámosles un límite. Que el límite sea San Martín. Una cordillera que no puedan pasar.





video

por Carlos Ponce
Muchos pensadores light y opinólogos de Facebook salen a defender a Maduro aún sin conocer la historia de Venezuela ni haber puesto un pie en Maiquetía. 
Yo viví en Venezuela, señorxs. 
Yo trabajo con defensores de derechos humanos de todos los países de Latinoamérica y el Caribe, de todas las ideologías. Soy socialdemócrata, así que no pueden acusarme de ser de derecha y no entender la pseudorevolución del siglo XXI. Revolución de trasnochados, porque eso no es socialismo, nimarxismo ni nada similar: es un invento para sostener la corrupción de un régimen que reparte la torta entre sus secuaces latinoamericanos. 
Lean, estudien, aprendan y salgan a vivir: la vida no transcurre en "678" y la realidad no es la que inventa Axel Kiciloff. 
La vida de los venezolanos no la conoce el perrito Simón de Cristina. 
Si son tan latinoamericanistas, trabajen, ahorren y salgan a conocer Latinoamérica. Se van a sorprender. 
Venezuela retrocedió año a año desde que ese abominable engendro político la cubrió. Y allá vamos nosotros, repitiendo fórmulas que reproducen pobreza, falta de educación, analfabetismo y corrupción. 
A los que proclaman las virtudes del régimen de Fidel y sus alumnos, traten de vivir con las restricciones cubanas. No digo ir de turismo argento y regresar con la remerita del Che. Digo vivir sin acceso a la información, a tu propio ingreso, a la libertad de hacer lo que querés. Si opinan, háganlo con fundamento. De pensadores progres con Página 12 bajo el brazo estamos llenos. 
¡Vivan los jóvenes venezolanos! 
¡Viva Venezuela libre!
Los últimos días han sido un remolino vertiginoso de actividades transancionales. Anduvimos por Honduras y El Salvador, con actividades protocolares y académicas, activistas y de observación electoral.

Viajamos en muchos aviones: Buenos Aires-Lima-El Salvador-Honduras y de allí, otra vez al Salvador para luego hacer la inversa: El Salvador-Lima-Buenos Aires.

Estuvimos en varios hoteles: El General, de Tegucigalpa y luego el Marriott y el Miramonte de San Salvador.

Pasamos de la asunción presidencial en Honduras a la inauguración de la Maestría en Ciencia Política en Tegucigalpa, para pasar directamente al Foro dell movimiento Mundial por la Democracia en San Salvador, los talleres de Observación Electoral y finalmente, la Observación propiamente dicha. Tuvimos reuniones de trabajo y de relaciones públicas. Fotografías, declaraciones y notas de prensa.

Mucha, mucha actividad.

Pero no tuve un segundo para admirar la obra de Fernando Llort en El Salvador =(