Claros, concisos y convocantes


Podría decir que los instigadores involuntarios de este artículo han sido los participantes de talleres, cursos y Diplomados que facilito sobre uso de herramientas 2.0.  El que se repitan siempre las mismas situaciones me ha llevado a pensar una variedad de explicaciones, pero creo que todas ellas pueden resumirse así:
clip_image001[10]
Hecha esta introducción y habiendo pineado la frase celebre del día, ingresaremos en el tormentoso mundo de la redacción de tweets (tuits-trinos).
Como todos saben, Twitter nos permite utilizar 140 caracteres para informar al mundo nuestros  más diversos comentarios. Existen aplicaciones, extensiones y trucos para burlar ese límite y escribir más. Así es como aparecen al final de pensamientos truncados unos misteriosos links que no nos dicen nada y nos invitan a la aventura de hacer click para enterarnos del “continuará”. Seamos sinceros, la mayoría de las veces, al menos en mi caso, no hacemos click y nos quedamos sin saber que sucedió con los desconocidos que poblaban el tweet rodeados de indescifrables hashtags. Ya sea porque estamos apurados o porque chequeamos desde el teléfono y no siempre es buena la conexión, la cuestión es que muchas veces saltamos estos tweets-collages.
Veamos un ejemplo (tuve que reescribirlo paras que no se identifique a la persona que lo redactó. La estructura es real):
#defensamujer:"Se puede salir de una situación de  #violacion de  #derechos " SLIM @martagaba #CURSONUEVO @_ladygaba_ #RT #SoundCloud ...
De su lectura nos queda claro que el redactor manifiesta que es posible salir de una situación de violación de derechos y que desea que tomen nota @martagaba y @_ladygaba_ (ambas, su fiel servidora). El tweet está referido a un #CURSONUEVO y #defensamujer, un intrigante #RT y #Soundcloud. Continúan puntos suspensivos. También encontramos comillas y espacios libres que “consumen” caracteres. Lo cierto es que los hashtags indicados no aportan nada nuevo al tweet y además, si quiero retuitear y mencionar a alquien, debo ponerme a editar el tweet. Nuevamente: no hay tiempo para eso. La idea es que Twitter sea una plataforma de microblogging expeditivo, que se completa en sí mismo. La idea debería manifestarse en su plenitud en el tweet y solo si tengo tiempo y ganas, acudiré al link. Los hashtags deben orientarme y servir para agrupar tweets similares.
clip_image003Por ejemplo, la idea de un tweet básico es escribir una frase de 140 caracteres o menos. En este ejemplo no estamos agregando links, ni hashtags ni menciones. Si tomamos  como base el tweet anterior, el texto limpio es: “Se puede salir de una situación de  violación de  derechos”. Esta frase insume 82 caracteres. Si la reescribimos, por ejemplo, así, “Podemos escapar de la violación de derechos
”, estamos utilizando 43 caracteres.
clip_image004[4]Ahora bien: supongamos que nuestro tweet resume la idea de un artículo que hemos publicado en un blog y queremos dirigir a los lectores a ese link. En ese supuesto, lo conveniente es acortar el link para ahorrar caracteres. “Podemos escapar de la violación de derechos
http://ow.ly/onmNo” Así, utilizo 66 caracteres. Volviendo a la frase original del tweet del ejemplo, aún sin el link, aquel  utilizaba 82 caracteres.
clip_image005Imaginemos ahora que el tuitero suele agrupar sus tweets por temáticas o que desea que se los encuentre en una categoría estandarizada (que muchas veces terminan siendo trending topics). Para eso, utiliza hashtags. Pero los hashtags deben seguir una lógica y respetar ciertas reglas. Una de ellas es que debemos escribir “todo de corrido”. Si ponemos espacios, por ejemplo, se cortará el hashtag. Entonces, si estamos hablando de violación de derechos, tal vez el hashtag podría ser #ViolaciondeDerechos. Es más orientativo que utilizar #violación #de #derechos que terminarán llevándonos a repositorios de infinitos tweets sobre temas distintos del que nos interesa. Nuestro tweet podría quedar redactado así: “Podemos escapar de la #Violacióndederechos
http://ow.ly/onmNo” y hemos utilizado 65 caracteres.
clip_image006Finalmente, la persona que está tuiteando desea mencionar a algunos amigos en su tweet: le quedan 75 caracteres para hacerlo. Lo conveniente es que no agote los caracteres en esto, así permite a otros el retuiteo sin necesidad de editar el tweet.
Recapitulando: nosotros estamos haciendo ciberactivismo y deseamos informar y movilizar desde nuestros tweets. Pensemos en esto antes de escribir. Propongo la regla de las tres C para el ciberactivista: claros, concisos y convocantes.

clip_image007