Retuitear es la manera de compartir con nuestros seguidores las cosas interesantes que han tuiteado aquellos a quienes seguimos. Si colocamos RT delante de la frase, le estamos dando crédito a quien originó el tweet.
¿Cómo rastrear los retweets?Aquí, un par de herramientas sugeridas: 

Algo que debemos tener en cuenta son las tendencias. Cuando ocurren determinados sucesos, las personas comienzan a tuitear al respecto y se generan tendencias. Existe una gran variedad de aplicaciones para poder seguir estas tendencias:
Twitter Search: https://twitter.com/search
Hashtags.org: http://hashtags.org/
Twithorityhttp://twitority.com/


- Crear un nombre de usuario amigable
La ID de Twitter es una parte fundamental de nuestra identidad on line. La mejor sugerencia es que sea nuestro nombre real, para que podamos ser ubicados y construyamos una fuerte identidad digital. En mi caso, tuve la suerte de que nadie la hubiera tomado antes y pude elegir @martagaba. Pero si el nombre ya ha sido tomado por otro usuario, hay que tratar de que sea lo más aproximada al nombre; por ejemplo, agregarle algo vinculado a la profesión (Dr, por ejemplo), o a la familia (Jr, Sr) o lo que nos parezca distintivo.
Recordemos que hay solo 140 caracteres disponibles en Twitter, de modo que nuestra ID no debe ser muy extensa, porque cuanto más caracteres ocupemos en ella, se convertirá en una limitación en nuestras interacciones.  Siempre que sea posible, debemos evitar los guiones bajos y los números.

- Buscar personas a quienes seguir
Es habitual convertirse en seguidor de personas que no conocemos personalmente, por eso es importante tener algún tipo de orientación para saber a quién seguir conforme nuestros intereses.
Herramientas sugeridas:  
Twitter search: https://twitter.com/search
WeFollow: http://wefollow.com/  

- Conocer a quienes responden nuestros tweets
Para ahorrar tiempo y conocer el perfil de quien nos responde, se presentan algunas herramientas:
Herramientas sugeridas:
Seesmic Desktop: https://seesmic.com
Twitter search: https://twitter.com/search

- Agregar la ID de Twitter en nuestra firma

- Aprender las reglas de etiqueta
Es muy importante distinguir cuando debemos enviar un mensaje directo o simplemente responder. No es conveniente mantener chats de manera pública a través de Twitter y puede ser muy molesto para nuestros seguidores. 



La participación en línea es diferente de la participación fuera del ciberespacio; mucho se ha escrito al respecto pero esta vez focalizaré en los puntos que interesan a los fines del trabajo del Community Manager. Para ello, debemos analizar cómo ha sido la interacción del usuario con la información mediada por las computadoras (de escritorio, notebooks, netbooks, tabletas) y dispositivos móviles de telefonía.

El usuario ha pasado por distintas etapas desde la década del ochenta hasta el día de hoy. Sus intereses fueron variando como así también las posibilidades de interacción en el mundo virtual:
- la primera generación de usuarios estaba integrada por académicos, estudiantes y hackers (que siempre están, en todos los períodos);
- en la segunda generación de usuarios encontramos consumidores, jugadores en línea, emprendedores;
- la tercera generación es la de los usuarios interactivos;
- la cuarta generación es la de los “youtubers” y quienes buscan fama por Internet;
- la quinta generación es la de los “ciudadanos de internet”, totalmente inmersos en el ciberespacio.

Situándonos en el momento actual, las formas de participación son variadas y se cuenta con una amplia gama de posibilidades: se puede hacer desde lo mínimo, (como por ejemplo, solamente leer un artículo en un sitio web) hasta lo máximo (tener blog, cuenta en redes sociales, hacer activismo on line, etc). Considerando esto, muchos profesionales y expertos han realizado investigaciones en la materia y han publicado interesantes artículos. Es recomendable leerlos e ir siguiéndolos, porque el rápido avance en la materia hace que frecuentemente se actualicen los documentos.

Uno de estos grupos de profesionales (Forrester Research) realizó un trabajo de investigación que arrojó como resultado una “escalera de la participación en línea”, en la cual cada peldaño representa a un tipo de usuario de Internet. A esto llamaron tecnografía social; esta clasifica a las personas de acuerdo al uso que hacen de Internet. Conforme al estudio del año 2010, los usuarios son clasificados en siete niveles de participación, desde el que tiene menos actividad hasta el que utiliza todas las posibilidades:

1) inactivos: no crean ni consumen contenidos.
2) espectadores: consumen contenido social como blogs, videos creados por otros usuarios, podcasts.
3) adherentes: se conectan en redes sociales, como Facebook, MySpace, etc.
4) colectores: organizan contenido, etiquetan, crean listas, para sí o para otros.
5) críticos: responden al contenido de otros. Editan wikis, formulan críticas, participan en foros.
6) conversadores: dan a conocer su opinión a otros usuarios de la red y empresas.
7) creadores: hacen el contenido social que otras personas consumen. Escriben blogs, suben videos y música, comparten fotografías.

Debemos señalar que una persona puede estar ubicada, en distintos momentos, en peldaños diferentes e incluso, participar de más de una categoría. Es importante considerar estas características para saber qué, cómo y cuando comunicar a públicos tan diferentes.

Conociendo estos estilos de participación, se puede diseñar una estrategia para aprovechar oportunidades y eliminar amenazas a la reputación on line (OR, OnLine Reputation) de nuestra organización. Las malas impresiones o malas experiencias de los usuarios/clientes/votantes dejan testimonios en la web y se mueven a la velocidad de Twitter y los estados de Facebook. Hay que estar alerta para poder responder de inmediato y por el canal apropiado.

Con los clientes y adherentes participando en las redes sociales, la actitud de las empresas y organizaciones debe ser proactiva. Ya no basta con las campañas tradicionales; ahora hay que “escuchar” lo que se dice en las redes sociales y responder por los canales adecuados. A comienzos del año 2009, dos empleados de Dominó´s Pizzas filmaron un video haciendo cosas muy desagradables con los alimentos a la venta en el local. No solo eso: también lo subieron a YouTube y en pocas horas recibieron miles de visitas en la web. La empresa tardó en darse cuenta y cuando respondió, ya era tarde: el daño estaba hecho. Por otra parte, en lugar de responder por los canales donde se estaba produciendo el daño, lo hizo por los canales tradicionales. El Community Manager debe estar al tanto de las conversaciones que se están manteniendo en la red y resguardar la reputación de su organización.






Un tema que preocupa cada vez que se quiere implementar un proyecto es la búsqueda de financiamiento. Muy buenas ideas quedan durmiendo su sueño en los papeles porque no se consiguen medios para llevarlas adelante, por eso no viene mal están informados acerca de las novedades en el campo de la obtención de recursos.

El crowdfunding o micromecenazgo actúa así: un creador expone su idea-proyecto, le da publicidad y genera un presupuesto. En un tiempo fijo y limitado, recibe aportes de usuarios a quienes les gusta su idea-proyecto; los aportes se hacen efectivos si al acabar el plazo se completa la financiación. Los mecenas, a su vez, reciben algún tipo de recompensa.

Las nuevas tecnologías están haciendo su contribución: existen plataformas online gracias a las cuales se puede aportar capital a un proyecto de otra persona u organización.

La metodología de recaudación es exitosa: el estudio de videojuegos Double Fine inició una campaña en el mes de febrero de este año en Kickstarter, con las miras puestas en el objetivo de conseguir 400.000 dólares para un nuevo desarrollo gráfico... y terminó obteniendo 3.336.371 dólares gracias al aporte de 87.142 personas. También se han filmado películas ("El Cosmonauta") y editado discos bajo esta modalidad. El grupo de rock Marillion ha sido pionero en esto.

Algunas plataformas de este tipo son las siguientes:















Kifund - Film crowfunding  Kifund: www.kifund.com



La Tahona Cuktural: http://www.latahonacultural.com/






"Usamos Facebook para programar las protestas,
Twitter para coordinar 

y YouTube para mostrarle al mundo"


@alya1989262
fue la primera persona es utilizar el hashtag "#Jan25" que manifestantes, periodistas y la comunidad global de Twitter utilizó para coordinar, discutir temas y compartir información en Egipto. La joven titular de la cuenta declaró que Twitter fue una importante herramienta para los manifestantes, dado que Facebook era continuamente bloqueado en Egipto a medida que crecía el descontento. Los activistas utilizaron Twitter para hacer campaña y difundir información acerca de la protesta y las hashtags fueron una ayuda invaluable. Pero lo más importante fue que Twitter permitió compartir información en el terreno sobre la violencia policial.

Facebook y Twitter tuvieron usos diferenciales: el primero fue utilizado como herramienta organizacional y el segundo sirvió para informarse de la velocidad con que se esparcían los mensajes y su alcance global. Por ejemplo, hashtags como #Jan25#Egypt y #Tahrir se convirtieron en tendencias globales durante aquellos días.

Algunos analistas consideran que YouTube ha cumplido un rol más importante que Twitter, porque durante las protestas las personas filmaban con teléfonos celulares y cámaras, los subían al sitio de video y compartían con la comunidad global, poniendo en evidencia los abusos y violencia a que eran sometidos.

También hicieron uso de Flickr para exhibir las fotografías de sus acciones. Shihao Chong señala que los jóvenes utilizaron los recursos de la web 2.0 como un set de herramientas y no de forma aislada. Hay que tener en cuenta que en la mayor parte de Medioriente, Facebook se ha convertido en uno de los sitios web más visitados, sobre todo a partir de su arabización. En Egipto es la red social más popular, tanto que el joven Jamal Ibrahim puso por nombre Facebook a su hijita recién nacida.

El rol de los social media en la revuelta egipcia ha sido objeto de infinidad de artículos y comentarios, estudios y análisis. Actualmente, también, se los utiliza para debates comunitarios on line: en el sitio llamado Dubai Debates, que cuenta con un espectacular elenco de académicos y bloggers, se discuten importantes temas de coyuntura delante de una audiencia, se registran en video y luego son subidos al sitio vía YouTube. En su primera edición, se debatió: “Mark Zuckerberg: ¿el nuevo héroe del pueblo árabe?”

Por supuesto, así como hay defensores, existen detractores del rol que cumplieron las redes sociales on line en la Primavera Árabe. Fundamentan la critica en cinco puntos: a) las personas en Medio Oriente por lo general no utilizan redes sociales on line; b) éstas no tienen tanta privacidad como para evadir a las autoridades; c) muchas personas no confían en estas redes como fuente de información de noticias; d) las redes sociales on line son promovidas por los medios de prensa; e) sitios como Facebook y Twitter hacen que personas que no son activistas se sientan involucradas en revoluciones.

En el año 2008, el periodista David Wolman se unió a un grupo de jóvenes egipcios disidentes para realizar una acción de desobediencia civil en una playa de Alexandria; su objetivo era remontar barriletes con los colores de la bandera egipcia, distribuir volantes pro-democracia y cantar canciones patrias. La reunión acabó casi de inmediato cuando se presentaron una docena de oficiales de seguridad: en el régimen de Mubarak, la libertad de expresión y el derecho de reunión estaban limitados las reuniones de más de cinco personas podían terminar en el encarcelamiento de sus participantes. Muchos de estos jóvenes son quienes en enero de 2011 estuvieron en el epicentro de los sucesos políticos de Egipto. Las protestas que comenzaron el 25 de enero de 2011 fueron organizadas con la ayuda del Movimiento Juvenil 6 de Abril. Uno de sus líderes es un ingeniero civil, Ahmed Maher, quien junto a una joven llamada Israa Abdel-Fattah crearon en 2008 un grupo de Facebook llamado April 6th Youth Movement, que se convirtió en el nexo del movimiento con los usuarios de la red social. Las reuniones virtuales sirvieron para burlar eventuales encarcelamientos. Muchos grupos sociales del mundo árabe a cuyos miembros les resultaría imposible reunirse en el mundo real (gays, lesbianas, feministas), encuentran en las redes sociales virtuales un modo seguro, rápido y económico de organización.

Durante las protestas del 6 de abril de 2008, Abdel-Fattah fue arrestada y encarcelada durante dos semanas. Los periódicos locales y la prensa extranjera se abalanzaron sobre la historia de la “Chica Facebook” y esto inspiró a muchas personas a unirse al grupo. Meses después, también Maher fue arrestado y la respuesta fue la misma: nuevos usuarios reclutados en el grupo de Facebook.
Para 2009, Facebook se había constituido en uno de los diez sitios más visitados en Egipto, tercero después de Google y Yahoo. Uno de cada nueve egipcios tenía acceso a Internet y cerca del nueve por ciento (unas 800.000 personas) estaba en Facebook

Mientras el mundo occidental debatía acerca del rol de Internet en el mundo de la política y los movimientos sociales y se cuestionaba si ayudaba o no a los disidentes, en Egipto los miembros del Movimiento 6 deAbril se ocultaban en distintos grupos de Facebook para evadir detenciones, utilizaban distintos alias en Twitter y organizaban acciones virtuales con el mensaje: las cosas pueden ser diferentes.

En 2010, el movimiento juvenil encontró un aliado estratégico, Wael Ghonim, ejecutivo de Google, quien se unió al enorme grupo que iba conformándose alrededor del Premio Nobel Mohamed ElBaradei. El resultado fue la creación del grupo de Facebook 
Todos somos Khalid Said, creado en recuerdo del joven empresario egipcio que fuera asesinado por la policía en junio de 2010, supuestamente en represalia por un video que él había posteado mostrando a la policía egipcia compartiendo el botín de una redada de drogas. El grupo atrajo a miles de usuarios y así comenzaron los ejercicios de participación democrática on line. Cabe acotar que en algún momento, la política de Facebook hizo que el grupo fuera suspendido un tiempo porque algunos de sus administradores utilizaban seudónimos, lo cual constituye una violación a los términos de servicio de la red social. La página consiguió de inmediato 400.000 seguidores y convocó a una protesta para el 25 de enero: como dijo Ghonin, nunca se había visto una revolución que fuera preanunciada de tal modo. Así, el Movimiento Juvenil 6 de Abril y quienes apoyaban a ElBaradei unieron fuerzas, pero los miembros de más edad de distintos partidos dudaron de la protesta, aduciendo que no podían atar sus organizaciones políticas al mundo virtual. Los jóvenes activistas confluyeron en la protesta del día 25 de enero en la Plaza Tahrir y luego, en la del día 28. Las redes sociales habían comenzado a contribuir en los procesos sociales.


Es importante señalar que en la blogosfera arábica, Egipto alberga al mayor conglomerado de bloggers, que se caracterizan por ser los más jóvenes de la zona. Es lógico que en Egipto haya tantos bloggers: el país tiene la mayor población on line de la región. Se destacan dos grupos: los blogueros más radicalizados y los blogueros de la Hermandad Musulmana (grupo técnicamente ilegal pero tolerado). Si bien en la blogósfera arábica predominan los hombres jóvenes, Egipto de destaca por la presencia de mujeres blogueras: constituyen casi el 50% del grupo. La penetración de Internet en la población egipcia es del 21,2% y de acuerdo a datos al 31/08/2010, cuenta con 4.077.520 usuarios de Facebook.

(las imágenes han sido publicadas previamente en los blogs y sitios de Amnistía Internacional y Alan Knight)


El activismo puede ejercerse de diversas formas: a través de la música es una de las posibilidades. En distintas épocas ha habido compositores y cantantes de canciones de protesta, ligados a algún movimiento social. Actualmente, a la música se une la posibilidad de su rápida difusión a través de las redes sociales, amplificando su alcance.
Un ejemplo de canción que reivindica los derechos de las mujeres (pero que no tuvo la posibilidad de ser difundida a través de un video en YouTube) fue "Rights of Woman"... del año 1795. Si, 1795. Su letra, firmada por "una dama", fue publicada en el Philadelphia Minerva del 17 de octubre de 1795.

En Latinoamérica se habla de Nueva Canción y también de Trova; sus letras hacen alusión a la pobreza, la democracia, el imperialismo, el empoderamiento, los derechos humanos, las conquistas políticas necesarias y han acompañado a los distintos procesos de retorno a la democracia y su etapa previa. Podemos nombrar algunos ejemplos de cantantes y músicos de estas corrientes a Mercedes Sosa, Atahualpa Yupanqui, Victor Heredia y León Gieco (Argentina), Victor Jara, Los Jaivas y Violeta Parra (Chile), Alfredo Zitarrosa (Uruguay), Caetano Veloso y Chico Buarque (Brasil), Ana y Jaime (Colombia), Alí Primera (Venezuela), Pablo Milanés y Silvio Rodriguez (Cuba), entre otros.

Resulta muy interesante el movimiento Play for Change (http://playingforchange.com/) que reúne a músicos de distintas culturas para grabar videos musicales. Utilizan el concepto de "canciones a través del mundo", que significa tomar una canción y hacerla ejecutar por distintos músicos en diferentes locaciones, haciendo luego un ensamble de sus participaciones, de modo que el resultado final sea un video de la canción cantada en varios lugares del mundo. El video de Stand by me es uno de los más vistos de este tipo.


@martagaba

Me asusta que se vea a la tecnología aislada del contexto en el que surgió. Que se ignoren las características del período histórico en que aparecieron, las personas que las desarrollaron, las ideas que se divulgaban en el momento en que hicieron su aparición.

Me asusta escuchar hablar de hackers sin conocer la ética hacker ni por qué surgieron en determinado momento. Escuchar a quienes hablan de código abierto o sistemas cerrados sin tener la menor idea del trasfondo.

Tengo estos sentimientos al respecto de la tecnología porque, si bien considero que es una herramienta (en este caso, para el activismo), detrás de ella hay un sustento filosófico.

Me gusta remontarme en estos análisis a la década de 1960 y situarme en San Francisco y Silicon Valley. En aquellos momentos había también una revolución tecnológica (vinculada a las compañías contratistas del ejército), una subcultura hacker, personas que estudiaban los efectos de drogas alucinógenas, el movimiento contracultural hippy, gurúes iluminados, seguidores de doctrinas hindúes y practicantes de budismo zen. Había activistas políticos y jóvenes rebeldes que habían surgido de las entrañas del movimiento de Berkeley Libertad de Expresión. 

En ese escenario podemos distinguir dos grandes grupos: los volcados a búsquedas espirituales y experiencias personales y los enfocados en la tecnología. En principio, no se llevaban muy bien. Los hippies veían en la tecnología una herramienta de control burocrático con la cual el poder limitaría las libertades, temor que era en cierto modo fortalecido por los estudios del historiador Lewis Mumford, autor de "El mito de la máquina". El otro grupo (que luego se denominó hacker) estaba dispuesto a transformar las computadoras en herramientas de liberación.

En la década de 1970 comenzaron a cambiar las percepciones: la informática pasó a ser vista como símbolo de liberación, e incluso hubo cierta fusión entre la psicodelia y el mundo cibernético.

Esto no sucedió aleatoriamente: una de las personas que contribuyó a que se diera esta unión de hippies y hackers en una causa común fue Stewart Brand (organizador, entre otras cosas, de Trips Festival y creador del Catálogo de Toda la Tierra). Brand colaboró con Doug Engelbart para crear una presentación de luz y sonido sobre nuevas tecnologías llamada "La madre de todos los demos". La presentación resultó impactante y marcó un cambio en las percepción de ambos grupos. Generaciones de amantes de la tecnología se inspiraron en aquella presentación. Para Brand, la revolución de las computadoras es un legado que debemos directamente a la contracultura hippy.

@martagaba

Hablar de ciberactivismo es referirse a la utilización de un conjunto tecnologías de la información y comunicación (TIC) en actividades propias de activismo, incidencia y participación (política o ciudadana).

Los medios sociales, el correo electrónico y los podcasts sirven para distintas formas de activismo, dado que posibilitan comunicaciones más rápidas en los movimientos ciudadanos y difunden información local a una gran audiencia. Estas tecnologías se utilizan para organización, construcción de comunidad, recaudación de fondos y lobby e incidencia.

El ciberactivismo puede tomar una forma espontánea y vincular a las personas a través de posteo de información en redes sociales por individuos no organizados previamente. 

Como decíamos más arriba, el ciberactivismo puede desglosarse en cuatro grandes áreas:
Amnistía Internacional define al ciberactivista como "una persona que utiliza herramientas de información y comunicación como teléfonos móviles, blogs, correo electrónico o redes sociales para actuar en favor de los derechos humanos. También puede organizar, movilizar y servir de inspiración a comunidades online de personas para que emprendan acciones en favor de los derechos humanos." 

Una de las cosas más interesantes y características del ciberactivismo es que no se necesita disponer de mucho tiempo ni trasladarse para realizar algún tipo de acción o ser parte de alguna campaña. Se puede disponer de minutos o de un par de horas en la semana y aún así se puede hacer algo para marcar una diferencia.


(en próximos artículos desarrollaré distintos aspectos del ciberactivismo)

@martagaba
Todos conocemos a Larry. O al menos, sabemos que existe aunque la mayoría no sabe su nombre. Lo hemos visto miles de veces.

Larry es el pajarito que representa a Twitter. 
Fue bautizado así en honor de la legendaria figura del basketball Larry Bird y desde que lo conocemos, el pajarito tiene ese peinado entre punk y  casual. Parece estar volando en línea recta y se lo ve un poco rellenito.

Bien, resulta que Larry, acorde a estos tiempos fashionistas, ha sufrido un cambio de look. El nuevo Larry ya no tiene ese jopito despeinado y decidió levantar vuelo, o al menos, que su orientación apunte un poco más hacia arriba:

La gente de Twitter ha establecido reglas claras acerca de cómo utilizar al remozado Larry e incluso han realizado un video al respecto:


A volar con Larry!
@martagaba


Más de Gmail. 
Una de las cosas que me gustan de Outlook y que extrañaba no tener en Gmail era el diseño de pantalla que me permite ver el contenido de los mensajes a la derecha o debajo de la bandeja de entrada.

Pero desde hace ya un tiempo Gmail tiene incorporada esta posibilidad: a la derecha de la pantalla, junto al símbolo de "settings", existe una flecha apuntando hacia abajo. Haciendo click allí podemos elegir el diseño de pantalla para la lectura previa de los correos recibidos. A mi me resulta muy útil, porque unido al uso de las etiquetas y las direcciones de correo personalizadas, mi correo electrónico se ha convertido en asistente personal.


También sugiero el uso de las etiquetas, aprovechando la posibilidad de crear una "etiqueta madre" que englobe etiquetas relacionadas.

Etiquetas
En mi caso, he creado una etiqueta llamada "Manager", que actúa como  área de gestión de mis actividades y sub-etiquetas donde guardo material para leer más tarde o que utilizaré para mis blogs. También tengo la etiqueta "Personal", donde alojo "Familia y amigos", "Cultura", "Política", etc. Así, con cada área de mi vida en la que recibo algún tipo de comunicación.

A cada etiqueta le asigno un color diferente y eso resulta muy útil, porque si luego las combino con los filtros para el correo entrante, de un solo vistazo a la bandeja de entrada puedo saber qué tipo de mensajes han llegado y priorizar su lectura.

También configuré Gmail para que solo me muestre la carpetas donde hay mensajes sin leer. Es una buena forma de tener en claro rápidamente qué cosas tenemos pendientes.

@martagaba

Hace un tiempo descubrí algo que me resultó muy útil: crear direcciones de correo electrónico especiales para distintas cosas y actividades de mi vida diaria. Claro que todo eso desde la dirección de correo que uso habitualmente. ¿Sorprende, no? Antes de conocer este truco, me la pasaba sacando cuentas y más cuentas donde almacenaba el material necesario para mi trabajo o para avisarme cosas a mi misma.
Ahora logré simplificar todo.
Vale aclarar que utilizo mi cuenta de Gmail no solo como correo sino como alerta para mis tareas, actividades y reuniones. También, para guardar artículos que deseo leer durante el día o la semana. Lo mismo, para archivar ideas para futuros artículos.
Lo hago de la siguiente manera:
1) Tengo mi cuenta de Gmail "ejemplo@gmail.com". Por otro lado, quiero crear una lista de tareas (Outlook es genial, pero prefiero tener algo basado en la web y no me satisface ninguno de los servicios que he probado). Como decía, quiero crear una lista de tareas. Entonces, tomo mi cuenta de Gmail y le agrego "+tareas", así: ejemplo+tareas@gmail.com. Cada vez que quiero agregar una tarea a mi lista, me envío un mail a esa dirección y listo. Pero vamos al segundo paso:
2) En Gmail tengo creada una etiqueta que se llama "Para hacer". 
3) También tengo un filtro que, cada vez que llega un correo para la dirección ejemplo+tareas@gmail.com , categoriza el correo entrante con la etiqueta "Para hacer", de modo que siempre tengo en la bandeja de entrada el mail etiquetado con un color brillante que me recuerda constantemente algo de lo que debo ocuparme.
La verdad es que tengo varias de estas direcciones de correo personalizadas con sus correspondientes filtros y etiquetas: ejemplo+ideas@gmail.com, ejemplo+miblog@gmail.comejemplo+recordar@gmail.com.
¡Espero que les resulte útil!


@martagaba