Conociendo Ayiti


No muchas personas saben que Haití (Ayiti) fue la primera nación independiente de Latinoamérica, nacida el 1 de enero de 1804, fruto de una exitosa rebelión de esclavos que la convirtió en el primer país conducido por un gobernante negro. De hecho, Haití es la única nación surgida de una rebelión de esclavos. A finales del siglo dieciocho, Haití formaba parte de las regiones más ricas del globo.

Tampoco se comenta demasiado que, en 1815, Haití brindó apoyo militar y asistencia financiera a Simón Bolivar, quien se había refugiado en aquel país después de que hubieran atentado contra su vida en Jamaica. Dos años después, el presidente haitiano Alexandre Pétion facilitó a Bolivar soldados, armamento y apoyo financiero para la lucha por la liberación de Venezuela, con la condición de que Bolivar liberara a los esclavos que encontrase en sus luchas por la independencia.

El arte haitiano, gracias a los viajes turísticos, es más conocido por los viajeros y se desataca por sus pinturas y esculturas. Varios de los artistas haitianos se enrolan en diferentes escuelas, como la de Cap Haitien (más centrado en las escenas de la vida diaria en la ciudad), la de Jacmel (con sus montañas y bahías) y la de Saint-Soleil (caracterizado por las formas humanas abstractas y muy influenciado por la simbología vudú).