Los desastres naturales en Haití no son algo nuevo. Desde que se tiene registro (a partir de 1770), se han contabilizado 13 sucesos de este tipo:

1770 – Un terremoto destruye Puerto Príncipe
1842 – El 7 de mayo el norte del país sufrió un terremoto de 7,7 grados en la escala de Richter que destruye Cap-Haitien y otras ciudades. Según las fuentes locales, produjo más de cinco mil muertos.
1935 – Mueren 2,000 personas en una tormenta
1946 - Mueren 1,790 en un Tsunami
1954 - Mueren cientos de personas por el Huracán Hazel
1963 - Mueren 6000 personas en Haití y Cuba por el Huracán Flora
1994 - Mueren cientos de personas por el Huracán Gordon
1998 - El Huracán Georges destruye el 80% de los cultivos
2004 - Las inundaciones matan a 2,600 personas
2004 - La tormenta tropical Jeanne mata a 1,900 personas
2007 - La tormenta tropical Noel desencadena aludes de lodo e inundaciones
2008 – La tormenta tropical Fay seguida por los huracanes Gustav, Hanna and Ike matan a 800 personas
2010 – Un terremoto sacude a Port-au-Prince, matando entre 230.000 y 300.000 personas.

No muchas personas saben que Haití (Ayiti) fue la primera nación independiente de Latinoamérica, nacida el 1 de enero de 1804, fruto de una exitosa rebelión de esclavos que la convirtió en el primer país conducido por un gobernante negro. De hecho, Haití es la única nación surgida de una rebelión de esclavos. A finales del siglo dieciocho, Haití formaba parte de las regiones más ricas del globo.

Tampoco se comenta demasiado que, en 1815, Haití brindó apoyo militar y asistencia financiera a Simón Bolivar, quien se había refugiado en aquel país después de que hubieran atentado contra su vida en Jamaica. Dos años después, el presidente haitiano Alexandre Pétion facilitó a Bolivar soldados, armamento y apoyo financiero para la lucha por la liberación de Venezuela, con la condición de que Bolivar liberara a los esclavos que encontrase en sus luchas por la independencia.

El arte haitiano, gracias a los viajes turísticos, es más conocido por los viajeros y se desataca por sus pinturas y esculturas. Varios de los artistas haitianos se enrolan en diferentes escuelas, como la de Cap Haitien (más centrado en las escenas de la vida diaria en la ciudad), la de Jacmel (con sus montañas y bahías) y la de Saint-Soleil (caracterizado por las formas humanas abstractas y muy influenciado por la simbología vudú).














Para averiguar sobre las charlas y talleres, puede comunicarse conmigo a través de:

Google Talk: martagaba
Skype: marta.gaba
MSN:
martagaba@live.com