Hoy, a las 18:00 horas, presentamos el libro de Transparencia Electoral en la Legislatura porteña (Perú 160) y a la vez celebramos la Declaración de Interés Social del libro, que ha sido un esfuerzo común de muchas personas.

ALERTA POR VENEZUELA

28 de junio 2017


La Red Latinoamericana y del Caribe para la Democracia (RedLad), plataforma de organizaciones a nivel hemisférico que defienden y promueven la democracia y los derechos humanos, miembro oficial del Foro de Sociedad Civil de la Organización de Estados Americanos (OEA), y Capítulo Regional del Movimiento Mundial de la Democracia (WMD), manifiesta su profunda preocupación frente a los recientes acontecimientos de violencia política ocurridos en Venezuela, los cuales han socavado aún más el clima de constante tensión y enfrentamiento entre los sectores oficialistas y de oposición en el país.

El día 27 de junio, en circunstancias que el oficialismo ha calificado como "atentado terrorista" y que todavía no han sido esclarecidas del todo, un helicóptero de la Policía sobrevoló las instalaciones del Tribunal Supremo de Justicia. Según informaciones oficiales, la aeronave fue robada aparentemente por un militar opositor del gobierno. “El helicóptero mostraba una pancarta que leía 350 Libertad, en alusión al artículo de la Constitución que faculta a los venezolanos a desconocer el régimen que contraríe las garantías democráticas y menoscabe los derechos humanos”.

En la misma fecha la sede de la Asamblea Nacional fue atacada por un grupo de simpatizantes del gobierno de Nicolás Maduro, según lo denunciaron algunos medios de comunicación.  En dicho suceso hubo evidente maltrato, extra-limitación de funciones y abuso de autoridad por parte de integrantes de la Guardia Nacional -en contra del presidente del órgano legislativo-, y una amenaza flagrante a la vida de las personas que se encontraban al interior del recinto.

Preocupa también el lenguaje bélico con el que el presidente Nicolás Maduro se ha manifestado en las últimas horas en un acto público, transmitido por una cadena nacional, en los siguientes términos: “Si Venezuela fuera (sic) sumida en el caos y la violencia y fuera destruida la revolución bolivariana, nosotros iríamos al combate. Nosotros jamás nos rendiríamos. Y lo que no se pudo con los votos, lo haríamos con las armas”.

Por lo anterior, la RedLad, que agrupa a gran parte de la sociedad civil organizada del continente americano, comprometida con los principios democráticos, los cuales deben estar fundamentados en el respeto por los derechos humanos, la democracia plena y el Estado de Derecho, incluyendo la independencia real de los tres órganos del Estado:

1.            Exhorta al gobierno venezolano, a las demás autoridades judiciales y legislativas, y a los diferentes sectores de la oposición, para que privilegien el diálogo y lo promuevan, por encima de cualquier acción violenta, con miras a una salida pacífica de la crisis.  NO al enfrentamiento y SI al diálogo y la concertación.  Una mesa de diálogo que pueda ser facilitada por la OEA o el Programa de Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD);

2.            Asimismo, y como antesala al diálogo, la RedLad demanda la liberación de los presos políticos y el cese inmediato de la violencia que ha causado ya más de noventa víctimas fatales, muchas de ellas jóvenes, cuyo único delito ha sido la exigencia de garantías plenas para el ejercicio político y el anhelo de un país justo y plural, en donde se garanticen los derechos de libertad de expresión y asociación pacífica.  El creciente número de vidas que se han visto truncadas por la violencia desmedida y desproporcionada ha de constituir un crimen de lesa humanidad, es de suma preocupación para la RedLad, y ha de representar una alerta a la conciencia y llamado a la no indiferencia y menos indolencia, por parte de la comunidad internacional, y

3.            En concecuencia, hacemos también un llamado a la comunidad internacional, a toda la sociedad civil organizada de las Américas y de los otros continentes y demás actores sociales, para que se solidaricen con el pueblo venezolano y condenen la represión contra la ciudadanía.

Venezuela vive momentos de crisis que en cualquier instante pueden recrudecer. Debemos estar atentos para colaborar en lo que sea menester, ya sea encontrando caminos de solución pacífica o brindado una mano amiga a la ciudadanía venezolana que lo solicite.

La defensa y promoción de los derechos humanos trasciende las fronteras nacionales; tan sagrado como el principio de no intervención lo es el principio de autodeterminación de los pueblos o de libre determinación de los pueblos, mismo que debe ser defendido cuando un régimen interviene y estrangula la soberanía popular en un país hermano.



La semana pasada hice el experimento de estar offline todo el día.

Solamente miré el correo en la mañana y luego me dediqué a trabajar como lo hacía antes de la llegada del email y las redes sociales.

Escribí a mano en mi agenda y usé la compu como antes de que existiera la conexión a Internet. Olvidé a Whatsapp, Telegram y Facebook Messenger.

Guau. ¿Qué hace una fan de la tecnología con un día offline?

Muchas cosas.

Me vi obligada a pensar, reflexionar y buscar ideas para escribir, en lugar de navegar "buscando inspiración". Leí el diario en papel y me sorprendí de la cantidad de cosas que suelo pasar por alto cuando leo desde la web. El tiempo transcurrió de manera diferente.
Durante el día algunas veces tuve el impulso de espiar Facebook. Y me di cuenta que todas las cosas las pasaba por el filtro de Twitter: "Qué bueno esto para tuitearlo".

Contuve el impulso de sacarle fotografías a todas las cosas y subirlas a Instagram. Mis perros, agradecidos: en vez de sacarles fotos todo el tiempo, me dediqué a estar el rato con ellos.

Lo que traté de recuperar con este experimento fue el sentido del tiempo que tenía hace unos años. Antes no era multitask. Si escribía, no estaba chequeando correo y respondiendo Whatsapp que llegan a cada rato y de improviso, sencillamente porque no existían. Si quería comentar algo, lo hablaba con alguien o llamaba por teléfono, en lugar de arrobarlo en un post.

Mi vida diaria hiperconectada me deja al final del día la sensación de no haber terminado de hacer las cosas, de no haber respondido todos los pedidos de colegas, de no haber leído todo lo que hubiera podido saltando de un lugar al otro en la web.

Con el experimento recuperé aquella antigua sensación de que en algún momento termina la jornada laboral. Termina y estoy en casa con mis afectos. Claro, "mis afectos" no se han unido al experimento y el celular está presente en la cena y la computadora ocupa en la mesa el lugar del postre, porque hay que revisar las redes sociales. No importa. Mi experimento me permitió sentarme a leer un libro en papel y pintar un rato, con óleo y pinceles y no desde una aplicación.

Pero como trabajo en el mundo de la tecnología, me adapto a mi entorno y me gusta la innovación, el experimento duró un día y he vuelto a la modernidad...con algunos ajustes:
- decidí revisar el correo al comenzar las tareas del día; luego, al mediodía y finalmente, una hora antes de cerrar mi jornada laboral.
- los viernes al final de la tarde dejo de revisar correos profesionales y vinculados a actividades que impliquen trabajo, rentado o pro bono. Solo vuelvo a leerlos y responderlos los lunes en la mañana. De hecho, he colocado la respuesta automática para evitar que me envíen cien correos ante la falta de respuesta del primero.
- no agendo videoconferencias ni chats laborales los fines de semana.


Solo eso. Trato de aprovechar el tiempo de una manera distinta, disfrutado los avances de la tecnología junto a lo mejor de la vida offline.

A continuación, las presentaciones donde se introduce el tema de knowmads, edupunk y netizens,